Una prueba le mostró que sus hijos no eran quienes él pensaba que eran

Un padre amoroso

La vida puede ser especialmente divertida cuando ocurren cosas que no podemos prever, y en efecto, son muchos los eventos que suceden inesperadamente y que quedan fuera de nuestro control. Sin embargo. a veces estas situaciones son más complicadas y el asunto se torna más en serio, ya sea por enfermedad o dificultades financieras. Lo que sí es cierto es que a menudo nos enfrentamos a más de una sorpresa en nuestra vida. Esta historia trata de una familia sencilla a primera vista, una familia normal, integrada por gente buena, un padre y una madre que aman a sus hijos y viven en la paz de su pequeño hogar.

Advertisements
Advertisements

Eran en cierto modo el retrato de la familia ideal, hasta el día en que llegó una noticia que sacudió su apacible estilo de vida. Muy a menudo en nuestros hogares, ciertos eventos perturban el equilibrio mismo de la familia. Richard ¡no podía creer lo que había escuchado y cómo algo así podría ser verdad! El parecía ser un padre feliz, el mejor de los padres, amaba a sus tres hijos, además procuraba ser el mejor de los maridos, adoraba a su esposa y estaba dispuesto a hacer cualquier cosa por el bienestar de su núcleo familiar. 

Advertisements
Advertisements