¿Cómo evitar los nudos musculares?

Por lo general, los nudos musculares que se forman en la espalda, los hombros y el cuello pueden afectar en gran medida la calidad de vida. De hecho, reducen la movilidad y son una fuente de gran dolor. Pero si es así, ¿se pueden evitar? Por supuesto, siempre es posible evitar los nudos musculares. Descubre cómo hacerlo, a continuación.

Advertisements
Advertisements

¿Cuáles pueden ser las causas de los nudos musculares?

Antes de hablar de las prevenciones contra los nudos musculares, es importante hablar de sus causas. De hecho, existen varias causas de los nudos musculares. Entre las causas más comunes, podemos citar: mala postura, estrés, fatiga y deshidratación. Sin embargo, existen otras causas menos comunes.

Entre estas causas, podemos hablar de mala alimentación, traumatismos tras un accidente o una caída o incluso trastornos del sueño. Dependiendo de cada persona, el dolor de un nudo muscular puede manifestarse de varias formas. Algunas personas sienten que sus músculos se hinchan o se abultan, mientras que otras sienten algún tipo de bulto o tensión en sus músculos.

¿Cómo prevenir los nudos musculares?

Buena postura todo el día

Como mencionamos anteriormente, los nudos musculares generalmente son causados por una mala postura. En este sentido, para prevenirlos, es por tanto más que importante prestar atención a tu postura.

Cuando trabajes en un escritorio o cuando estés sentado, trata siempre de mantener una posición relajada relajando los hombros. Bájalas y colócalas hacia atrás. Además, evita mantener la espalda redondeada tanto como sea posible.

No seas sedentario

El estilo de vida sedentario es también una de las causas más comunes de nudos musculares. Por tanto, para evitarlos, lo mejor es intentar moverse lo máximo posible. Evita sentarte demasiado tiempo, incluso si el trabajo lo requiere.

De vez en cuando, levántate y tómate un descanso. Idealmente, incluso podrías levantarte cada hora y estirarte un poco. Levantarse para ir a tomar un café o té ya es muy importante. Puedes salir a tomar un poco de aire fresco si no te gusta el café o el té.

Mantén un estilo de vida saludable

Para prevenir los nudos musculares, también debes adoptar un estilo de vida saludable. Para ello, considera la posibilidad de practicar ejercicios físicos con regularidad. Esto te ayudará a evitar el sedentarismo. El ejercicio también relajará tus músculos.

Además de eso, presta atención a tu dieta. Mantén una dieta sana y equilibrada centrándote en alimentos ricos en calcio, potasio y magnesio. Evita los alimentos procesados tanto como sea posible y elige los alimentos frescos e integrales. Por último, recuerda beber mucha agua durante todo el día.

Advertisements
Advertisements