Consejos para eliminar el óxido del metal

Cuando hablamos de metal, siempre nos referimos al óxido. No siempre podemos evitar que se desarrolle óxido: en nuestras herramientas de trabajo, en nuestras bicicletas, etc. Sin embargo, es muy posible eliminarlo. Así que aquí hay algunos consejos que te ayudarán a deshacerte del óxido en el metal.

Advertisements
Advertisements

Limón y sal

El limón es una solución eficaz para luchar contra la oxidación. Con sal, será aún más activo. Para hacer esto, toma un recipiente y exprime el limón para hacer jugo. Luego agrega de dos a tres cucharadas de sal al jugo. Una vez hecho esto, toma una esponja y sumérgela en la solución de sal de limón. Luego, frota el metal oxidado con esta esponja y deja actuar unos treinta minutos. Finalmente, enjuaga todo y déjalo secar al aire.

Vinagre blanco y sal

Además del limón, el vinagre blanco también es conocido por su eficacia contra la herrumbre, por lo que, para eliminar la herrumbre, vierte una buena cantidad de vinagre blanco en un recipiente y agrega sal en una cantidad proporcional a la del vinagre blanco. Debería producirse una reacción efervescente. Coge una esponja y remójala en la solución preparada. Frota el óxido vigorosamente, luego, con la esponja. Enjuaga, y luego, deja secar.

Bicarbonato de sodio

El bicarbonato de sodio también es una excelente alternativa para eliminar el óxido del metal. Para que el bicarbonato de sodio sea completamente efectivo, debes asegurarte de que forme una pasta. Para hacer esto, puedes agregar agua o agregar vinagre blanco. Si decides usar vinagre blanco, tendrás una mezcla bastante efervescente. Por lo tanto, usa un cepillo para esparcir la pasta sobre el metal en cuestión. Luego déjalo actuar durante unos quince minutos antes de enjuagar y secar.

Cebolla y papa

Puede que te sorprendas, pero la cebolla y la papa son soluciones efectivas para la abuela para controlar la oxidación. Toma una cebolla o una papa y córtala por la mitad. Luego frota la parte oxidada del metal con esta porción de cebolla o papa cortada. Enjuagar después con agua limpia y dejar secar al aire. ¡Te sorprenderá el resultado!

Así que aquí hay cuatro soluciones efectivas para deshacerse del óxido en el metal. Obviamente, una vez que el óxido se elimina por completo, debes tener cuidado para evitar que vuelva a suceder. Para ello, puede utilizar barniz, pintura antioxidante o un producto anticorrosión.

Advertisements
Advertisements