Los beneficios del aceite de coco

Ya sea en cocinas, salones de belleza o incluso peluquerías, el aceite de coco está cada vez más en auge. De hecho, este famoso aceite es conocido por sus múltiples beneficios para la piel, el cabello y el cuerpo. Si eso aún no nos convence a muchos de nosotros, veamos todos los beneficios de usar aceite de coco, a continuación.

Advertisements
Advertisements

Aceite de coco y cabello

El aceite de coco contiene algo llamado ácido láurico. Este último es un componente conocido por ser el mejor aliado de las proteínas de nuestro cabello. Así, el aceite de coco actúa sobre nuestro cabello para nutrirlo e hidratarlo en profundidad. En general, los cabellos encrespados y secos son los que más aprecian este aceite.

Sin embargo, incluso si tienes el cabello liso, puedes usar aceite de coco para hacer que tu cabello brille. En definitiva, el aceite de coco es por tanto nuestro mejor amigo si queremos nutrir y devolver algo de vigor a nuestro cabello. Para poder usarlo con prudencia, aplica aceite de coco como baño de aceite o como mascarilla (una vez a la semana) antes del champú.

Piel y aceite de coco

Además de esto, el aceite de coco también es rico en ácidos grasos y vitaminas. Por eso, el aceite de coco es un muy buen aliado para la piel. De hecho, el aceite de coco tiene efectos antioxidantes, hidratantes y calmantes para la piel. Además, puede ser una alternativa eficaz a varios productos de belleza.

Especialmente para el rostro, el aceite de coco se puede utilizar como desmaquillante y humectante. También se puede utilizar como crema de noche o de día. Sin embargo, debes tener cuidado porque el aceite de coco es un aceite bastante pesado. Debido a esto, estos roles en el rostro solo son válidos para personas con piel seca. Pero aún así, puedes usar el aceite como humectante inmediatamente después de la ducha. En este caso, estimulará la circulación sanguínea.

Aceite de coco y alimentos

Otra gran ventaja del aceite de coco es que es ideal para quienes siguen una dieta particular: dieta adelgazante, dieta vegetariana, dieta vegana, etc. Ya el aceite de coco puede reemplazar perfectamente a la mantequilla en nuestras recetas. Por lo tanto, es muy posible cocinar pasteles u otros alimentos con aceite de coco.

Al mismo tiempo, la actividad de las células de nuestro organismo se puede acelerar gracias al aceite de coco. En este sentido, el aceite de coco permite por tanto producir más energía para poder asimilar los alimentos. En resumen, el aceite de coco es, por tanto, eficaz para quemar más calorías que cualquier otro tipo de fuente de grasa. Por su composición, el aceite de coco, en la dieta, puede prevenir enfermedades cardíacas y puede contribuir a la pérdida de peso.

Advertisements
Advertisements